Reinos Olvidados Descargas Comunidad Enlaces dnd-es.com Inicio Noticias
Menu Lateral Accesorios Ayudas Geografia Historia Transfondo Aventuras Equipo Personajes Clases Prestigio Reglas

Thordek Rompepiedras, Duergar Clérigo de Moradin

Fuente: Wizards of the Coast
Traducción: Paco Portillo
Revisión y formato: Jashir

Durante generaciones, la población enana de Faerûn ha estado en declive. La extinción parecía segura hasta que Moradin, Dios de los enanos, intervino y les otorgó la Bendición del Trueno. Desde entonces, los índices de natalidad entre los enanos han aumentado hasta casi la mitad del de los seres humanos, acrecentando el número de enanos que viven en Faerûn.

Solamente a una de las razas enanas les fue denegada la Bendición del Trueno: los malvados Duegar, los enanos grises de la Infraoscuridad. Después de soportar generaciones de esclavitud y de tortura a manos de sus anteriores amos, los ilícidos, llegó con sorpresa a los enanos grises que los dioses no les concedieran la bendición otorgada a las demás razas enanas. Por lo que les concernía, Moradin los había abandonado hacía tiempo. La mayoría de los duergar estaban contentos continuando como siempre, trabajaban como tratantes de armas para las muchas razas que guerreaban en la Infraoscuridad, a pesar de haber sido excluidos de la Bendición del Trueno. Unos pocos se tomaron más que un interés pasajero por el favor que Moradin había concedido a las demás razas enanas y no a los duergar, y de éstos, un pequeño grupo se preocupó en preguntarse "¿por qué?" .

Thordek Rompepiedras era uno de estos pocos. Durante muchos años, Thordek llevó una vida cómoda como herrero y forjó, incansable, las hojas de acero que avivaban el interminable conflicto entre las razas de la Infraoscuridad. Así un día, un cliente drow se quejó por la fecundidad recién encontrada de los enanos.

"Si las cosas continúan de esta manera," dijo el drow, examinando la hoja de la espada larga que le había encargado a Thordek, "los pequeños cretinos infestarán la Infraoscuridad y también la superficie, en otros mil años más o menos. Pero tú ya sabes todo esto, ¿no?, ¿siendo tú un enano?"
Thordek simplemente masculló, "no". Preocupado por los comentarios del drow, Thordek se sentó a pensar; mientras, el cliente se fue, sin pagar.

Durante días, Thordek descuidó su fragua. No comió ni durmió, no pudo hacer nada más que sentarse en su taburete, con la barbilla reclinada sobre la mano, y pensar.

¿Cómo habían llegado las demás razas enanas a ser tan fecundas, mientras que los duergar aún disminuían? Si el declive de los duergar continuaba de la forma que Thordek pensaba que ocurría, se extinguirían sin lugar a dudas. Thordek encontró este asunto extraño, pues los duergar son una raza robusta centrada en la supervivencia, pero no podía negarlo.

Los ilícidos, razonó, no se extinguían. Habían sobrevivido en la Infraoscuridad durante incontables siglos y sobrevivirían durante muchos más. Si los duergar desaparecían y los ilícidos no, los ilícidos podrían reclamar la victoria final en su guerra contra los duergar. Si la victoria de los ilícidos era inevitable, pensó Thordek, ¿por qué los duergar se habían rebelado contra ellos en primer lugar? ¿Qué diferencia habría si los enanos grises hubieran vivido libremente o bien como muebles si su fin último era el mismo?

Finalmente, después de morirse de hambre durante semanas, Thordek hizo algo verdaderamente extraño para un duergar: Rezó a Moradin. Si bien la respuesta de Moradin sería: extranjero; el Dios de los enanos aceptó a Thordek como clérigo. Este hecho convirtió a Thordek en uno de los pocos enanos grises al servicio del dios. Esta inspiración divina le provocó un cambio en el corazón y le dio nuevas esperanzas de que los duergar pudieran salvarse de la extinción. Moradin no había dado a Thordek las respuestas que él buscaba pero, quizás, le había proporcionado los medios para encontrarlos por sí mismo.

Sorprendido por su revelación, Thordek deseó hablarles a sus compañeros herreros de lo que había aprendido. Pero sabía que sus ideas serían consideradas como peligrosas y heréticas, y los demás duergar probablemente lo tratarían de traidor. Sabía que tatuarían su cara, para marcarlo por siempre como exiliado, antes de desterrarlo de por vida. Así pues, Thordek tomó su martillo y se deslizó sigilosamente lejos, saliendo voluntariamente al exilio antes de que sus compañeros enanos pudieran echarlo.

Thordek encontró el mundo de la superficie aún más implacable que la Infraoscuridad para alguien como él. Otros enanos mostraban un odio profundo hacia los duergar y no deseaban hacer nada con él. Incluso los seres humanos, de mente abierta, lo trataban con desdén y suspicacia. Thordek perseveró, vagó a través de Faerûn y habló con cualquier persona que se lo permitiese. Anduvo por todas partes, buscó información sobre la Bendición del Trueno, sobre la historia de los enanos, y sobre las transgresiones por las cuales, creía, castigaban a los enanos grises.

Durante sus viajes, Thordek oyó hablar de otro exiliado de la Infraoscuridad: un extraño drow de la ciudad de Menzoberranzan. Quizás, esperaba Thordek, se encontraría con ese drow algún día. Sólo él, había razonado el duergar, podría entender los motivos que habían llevado a un natural de la Infraoscuridad al mundo de la superficie.

Thordek solamente está un poco más cerca de su meta que cuando comenzó y Moradin no le está concediendo ninguna respuesta fácil. Pero Thordek sigue siendo más paciente e inflexible que la piedra. Debe encontrar una manera de expiar a los duergar y de llevarles la Bendición del Trueno, la otra alternativa es permitir que los duergar desaparezcan y den la última victoria a los odiados ilícidos.

Thordek Rompepiedras: Duergar Varón Clr 10; VD 10; humanoide Mediano; DG 10d8+20; Pg 80; Inic +0; Vel 15’; CA 20, toque 10, desprevenido 20; Atq +11/+6 c/c (1d8+4/x3, martillo de guerra +2); AE aptitudes sortílegas, Expulsar muertos vivientes 2/día; CE rasgos duérgar; AL LN; TS Fort +12, Ref +4, Vol +10; Fue 15, Des 11, Con 14, Int 11, Sab 15, Car 9.

Habilidades y dotes: Arte (metalurgia) +2, Arte (pintura) +6, Arte (trabajo en piedra) +2, Avistar +5, Concentración +9, Escuchar +5, Moverse sigilosamente -1, Profesión (Armero) +10, Saber (religión) +7; Alerta, Ataque Poderoso, Competencia con arma marcial (martillo de guerra), Conjurar en combate, Conjurar en silencio, Gran fortaleza, Soltura con una habilidad (Arte [pintura]).

Aptitudes sortílegas: 1/día -- agrandar, invisibilidad (para él y los objetos transportados). Nivel del lanzador 20; salvación DC 9 + nivel del conjuro.

Rasgos Duergar: Thordek tiene un bonificador racial +1 en las tiradas de ataque contra orcos y trasgoides, un +2 en los tiros de salvación contra conjuros y aptitudes sortílegas, un +2 en las salvaciones de Fortaleza contra todos los venenos, un +4 de Esquiva contra gigantes. Tiene visión en la oscuridad (120’) y afinidad con la piedra (+2 bonificador racial en los chequeos para darse cuenta de piedra inusual; puede hacer un tiro frente a trabajos de piedra inusuales como si estuviese buscándolos activamente cuando esté a 10’ y puede usar la habilidad de Buscar para encontrar trampas de piedra como hace un pícaro; intuir profundidad). Thordek es inmune a parálisis, fantasmagorías y a venenos mágicos o alquímicos (pero no a los venenos normales). Tiene sensibilidad a la luz (cegado por 1 asalto por una brusca exposición a la luz brillante, -1 de penalización circunstancial en todas las tiradas de ataque y salvación mientras continúe expuesto a la luz brillante), y obtiene Alerta como dote gratuita. Además, tiene un +2 de bonificador racial en controles de Tasación, Arte o Profesión relacionados con piedra o metal, un +4 de bonificador racial a Moverse sigilosamente y un +1 a Escuchar y Avistar (ya figuran arriba en las estadísticas).

Conjuros Preparados (6/6/6/4/4/3; salvación DC 12 + nivel del conjuro: 0 – Detectar magia (2), orientación divina (2), virtud (2); 1º – Arma mágica*, bendecir (2), niebla de obscurecimiento (2), santuario; 2º – Aguante*, consagrar, fuerza de toro, integrar, oscuridad (2); 3º – Disipar magia, fundirse con la piedra, oscuridad profunda, transformar piedra*; 4º – Arma de la deidad, creación menor*, don de lenguas, restablecimiento; 5º – Auge de batalla, comunión, muro de piedra*, romper encantamiento.

*Conjuro de Dominio. Deidad: Moradin. Dominios: Arte** (lanza conjuros de creación con +1 al nivel de lanzador y obtiene Soltura con una habilidad en la habilidad de Arte que elija como dote gratuita), Enano** (Gran Fortaleza como dote gratuita).

Posesiones: Cota de mallas +2, escudo grande de metal +1, martillo de guerra +2, honda de gran calidad, mochila, símbolo sagrado de Moradin, poción de curar heridas moderadas (3), capa de resistencia +1.

**Los dominios de Arte y Enano vienen en el Escenario de Campaña de los Reinos Olvidados. Los conjuros de auge de batalla y arma de la deidad vienen en el suplemento Magia de Faerûn .




- Subir -


Aviso Legal - Quienes somos? - Mapa del sitio