Reinos Olvidados Descargas Comunidad Enlaces dnd-es.com Inicio Noticias
Menu Lateral Accesorios Ayudas Geografia Historia Transfondo Aventuras Equipo Personajes Clases Prestigio Reglas

Jashir dal Sandeb

Autor: Jashir
Revisión: Tadhik

Humano Varón Grr10: VD 10; Humanoide de tamaño medio (humano); DG 10d10; pg 83; Inic +3; Vel 30 pies; CA 21 (toque 17, desprevenido 18); Atq +17/+12 c/c (1d6+8 más 1d6 electricidad/15-20, cimitarra +2 electrizante) o +14/+9 a distancia (1d6+2/x3); AL NB; SV Fort +9, Ref +6, Vol +4; Fue 18, Des 16, Con 15, Int 13, Sab 13, Car 14. Altura 1,86 m, Peso 89 Kg, Ojos verdes, Cabello Negro.

Habilidades y dotes: Avistar +4, Intuir la dirección +5, Montar (caballo/dromedario) +11, Nadar +8, Saber (local, Anauroch) +5, Saltar +8, Supervivencia +6, Trepar +8; Ataque elástico, Desenvainar rápido, Especialización en armas (cimitarra), Especialización en armas (arco corto compuesto), Esquiva, Movilidad, Pericia, Reflejos de combate, Soltura con arma (cimitarra), Soltura con arma (arco corto compuesto).

Posesiones importantes: collar de adaptación, amuleto de armadura natural +1, coraza +2, anillo de resistencia a la electricidad menor, +2 cimitarra electrizante.

Historía y Descripción

Jashir dal Sandeb nació en Anauroch, el Gran Desierto, el Mar de Arena, en el seno de la tribu Dursalai. Jashir fue el segundo de cuatro hermanos (al menos, éste era el número antes de que marchara). Su padre era Sharif, el Sheik de la tribu, un líder fuerte, sin compasión, para quien la supervivencia de la tribu y la Ley del Desierto estaba por encima de todo.

Sharif siempre tuvo especial predilección por su primogénito, Farim, aunque éste no pasaba demasiado tiempo en la tribu, ya que era mandado en múltiples ocasiones a otras partes del desierto, o quién sabe si más allá.

Jashir estuvo principalmente al cargo de su madre, la tercera esposa del Sheik, manteniendo una relación bastante fría con su padre, que por algún motivo no acababa de aceptarlo. Su mejor amigo durante la infancia fue Al’Aif, un chico de su misma edad con quien compartía juegos, pero que murió a los 13 años durante una incursión de los hombres de la tribu contra unos monstruos del desierto. Esto marcó bastante a Jashir, que desde entonces procuró no unirse demasiado a nadie.

Jashir también tuvo una hermana, 4 años menor que él, llamada Dajala y procedente de la misma madre. Jashir mantenía una buena relación con ella, ejerciendo de hermano mayor. Sin embargo, al cumplir los 15 años, Dajala fue entregada en matrimonio al Sheik de una tribu rival para unir lazos.

Un par de años antes de “partir” nació un nuevo hermano para Jashir, de nuevo un varón, de nombre Rahid, que fue tomado por su padre como una bendición de los dioses, un sustituto si le pasaba algo a Farim (lo que no dejaba de ser extraño, pues por lógica ese debía ser Jashir).

Jashir, por supuesto, a pesar de no tener amigos íntimos, si tenía algunos compañeros a los que apreciaba, y aparentemente tenían cierto aprecio por él, como Assam, el único superviviente del ataque a una tribu rival (él era aún un niño pequeño), que le solía acompañar cuando iban de caza nocturna por el desierto. También estaba Kadumi, un tipo bastante hosco y seco (incluso para los estándares de la tribu), pero que siempre había actuado de manera honorable con Jashir y habían compartido algunas incursiones por las arenas.

Donde Jashir nunca tuvo problemas fue en sus relaciones con las mujeres, siendo éstas (las relaciones, no las mujeres, aunque también) múltiples y variadas. Sin embargo, nunca llegó a enamorarse de ninguna hasta que llegó Shalira, una rosa en el desierto. Shalira fue un capricho de su padre, una mujer de cabellos como la arena (color que no existe entre los hombres el desierto) y ojos de un profundo azul. Fue comprada a unos mercaderes y el Sheik Sharif la tomó como esposa. La perdición de Jashir.

Jashir estaba totalmente enamorado de Shalira, pero era una esposa de su padre, una esposa del Sheik. Sin embargo, y en secreto, Jashir y Shalira (que sentía lo mismo por el nómada) se veían con frecuencia, haciendo sus encuentros cada vez más largos y apasionados. Sin embargo, esto no hacía sino incrementar el peligro de ser descubiertos, cosa que finalmente sucedió.

Sharif estaba comerciando lejos de la tribu cuando sucedió esto, y Jashir fue llevado a una tienda vigilada de donde no podría salir hasta la llegada de su padre. El castigo no iba a ser pequeño, yendo desde la amputación (si a un ladrón según la Ley del Desierto se le corta la mano, no hay que ser muy imaginativo para pensar qué le cortan al que comete un crimen como éste) hasta la muerte.

Durante la segunda noche de encierro, la madre de Jashir consiguió dormir a los guardias mediante unas hierbas y liberar a éste para que huyera. Jashir insistía en no marchar sin Shalira, pero su madre le convenció de que era mejor irse vivo y hacerse más fuerte para poder volver a por ella, que quedarse y morir.

Durante los últimos tiempos, Jashir ha recorrido Faerûn con una compañía aventurera llamada los Hijos de Bakunin, acompañado de un excéntrico guerrero enano llamado Kushtar, un mediano amante de lo ajeno de nombre Dingor y un hombre gigantón sin muchas luces llamado Angorod. Sin embargo, algunos rumores dicen que en estos momentos vuelve hacia Anauroch, dispuesto a recuperar a su amada Shalira.




- Subir -


Aviso Legal - Quienes somos? - Mapa del sitio