Reinos Olvidados Descargas Comunidad Enlaces dnd-es.com Inicio Noticias
Menu Lateral Accesorios Ayudas Geografia Historia Transfondo Aventuras Equipo Personajes Clases Prestigio Reglas

Irilivar Celevessin

Un “agente diplomático no convencional” de los elfos de Eternôska.

Fuente: Wizards of the Coast
Traducción: Máscara
Revisión y formato: Jashir

Si los poderes que se encuentran en el gobierno de Eternôska necesitan eliminar a alguien, sería Irilivar Celevessin quien conseguiría el trabajo. Necesitaras cada onza de astucia para sobrevivir a este asesino Eternôska.

Irilivar Celevessin: Varón elfo Pcr5; VD 5; humanoide Mediano (humano); DG 5d6+5; pg 24; Inic +8 (+4 Des, +4 Iniciativa mejorada); Vel 30 pies; CA 17 (toque 14, sorprendido 17); Atq +5 c/c (1d8+2/19-20/x2, Espada Larga +1); AE Ataque furtivo (+3d6); CE rasgos elfos, evasión, trampas, esquiva asombrosa; AL N; TS Fort +2, Ref +8, Vol +4; Fue 13, Des 18, Con 12, Int 17, Sab 16, Car 13.

Habilidades y Dotes: Equilibrio +10, Trepar +7, Arte (fabricación de trampas) +8, Inutilizar mecanismo +9, Disfrazarse +7, Escapismo +11, Reunir información +6, Esconderse +11, Saber (arquitectura e ingeniería) +6, Escuchar +13, Moverse sigilosamente +11, Abrir cerraduras +10, Montar (caballo) +6, Buscar +11, Atisbar +13, Nadar +6; Alerta, Iniciativa mejorada.

Idiomas: Común, Elfo, Trasgo, Orco, Silvano.

Posesiones: Armadura de cuero +1, Anillo de protección +1, dos pociones de invisibilidad, espada larga +1, arco corto, 30 flechas, cantidad variable de pólvora de humo y objetos de bomba (siempre ocultos), herramientas de artesano de gran calidad para hacer bombas (siempre ocultas), herramientas de ladrón de gran calidad, kit de arruinar mecanismo, 50 po o menos, ropa poco interesante variada, botas, y guantes. Todos los objetos parecen sucios y muy usados; los objetos mágicos están cubiertos en viejas envolturas, debajo de los guantes, etc. Irilivar tiene un conjunto normal de armadura de cuero que viste cuando explora un objetivo disfrazado.

Apariencia

Irilivar es notable principalmente porque no es notable, siendo poco interesante tanto en apariencia como en maneras. Siendo un elfo lunar, Irilivar esta levemente por debajo de la media en estatura y peso (5 pies y 6 pulgadas, 125 libras), con suaves rasgos faciales y una constante mirada de cansado aburrimiento. Su ropa varía pero la viste casi siempre polvorienta y con colores apagados, y su cabello oscuro esta despeinado. Parece como si no tuviese mucho dinero y debiera de trabajar duro para obtenerlo. Dice poco y evita el contacto ocular cuando sea posible excepto, encuentros breves y casuales, como cuando se le hacen preguntas. Su gesto más típico encogimiento de hombros cansino.

Si es observado por un periodo de tiempo más largo, los rasgos de la personalidad menos agradable de Irilivar empiezan a aflorar. Tiene poca paciencia y trata a los otros con mínimo respeto. Sus peticiones se cruzan con sus demandas, y su humor se oscurece rápidamente cuando esta frustrado; su fría mirada es notoria. Irilivar no ataca directamente a aquellos que le causan problemas pero ciertamente los recordará.

Este comportamiento cambia cuando Irilivar trabaja en un proyecto. Se convierte en animado, incansable, rápido y seguro. Su habilidad y aptitud son inmediatamente aparentes. No malgasta ningún tiempo en atacar a su objetivo con visible ansia. Su expresión facial impasible, sin embargo, raramente cambia. La gente que realmente llega a conocerlo (actualmente sólo sus superiores en Eternôska) saben que es más bien paranoico, pero esto se entiende dado su línea de trabajo.

Trasfondo

Aquellos que conocen más sobre Irilivar Celevessin son ciertos elfos en el gobierno de Evereska, pero dicen lo mínimo sobre él. Ni siquiera están completamente seguros de los hechos sobre su pasado. Irilivar no es una ayuda para revelar detalles, en cualquier evento. Eternôska oficialmente no sabe nada sobre Irilivar, y su gobierno y nobles niegan consistentemente que esté ligado a cualquier trabajo que ellos le hayan encomendado. (Aunque este es el caso actual, pocos lo saben, por tanto aquellos que lo niegan no están en realidad mintiendo).

Irilivar nació en alguna parte en el Bosque Alto hace unos 160 años. Su familia notó pronto que no sólo era un solitario si no que además carecía de alguna forma de compasión por otros seres. En su juventud, desaparecía en largos viajes entre los bosques. Su familia prefería pensar que era solo un juego de caza y no le preguntaron sobre sus actividades, pues ya temían su temperamento. No obstante lo alabaron por su astucia con las herramientas, pues era un fabricante inusualmente paciente y dotado para la construcción de armas.

Su familia se mudó a Eternôska para escapar de una contienda con otra familia elfa después de que Irilivar matara a algunas de sus mascotas de maneras espantosas. Desesperada, su familia busco la ayuda de alguien que pudiera por lo menos moderar el creciente comportamiento despiadado de Irilivar. Un comandante en la milicia de Eternôska les escuchó, hablo con Irilivar durante una tarde, y entonces lo alistó en una pequeña conocida escuela que Eternôska usaba para entrenar lo que era locuazmente llamado “agentes diplomáticos no convencionales” (espías, saboteadores, exploradores, asesinos, ladrones, y otras profesiones necesarias pero no acreditadas). Pocos en el gobierno están incluso al tanto de la escuela y sus graduados, quienes actuaban en numerosas misiones a través de Faerûn en ayuda de Eternôska y sus políticos, más a menudo (pero no exclusivamente) contra gobiernos del mal y cultos que desean la destrucción de Eternôska. El gobierno de Eternôska es de alguna manera caótico, y algunos elfos en él no tienen aprecio por nada ni nadie que no sea elfo. Irilivar encaja perfectamente en sus planes.

Irilivar se graduó hace siete años por un programa recientemente instituido en la escuela, el cual no tiene nombre oficial. Es un fabricante de trampas que se especializa en montar trampas de polvora de humo y lanzar bombas similares. Desde que la pólvora de humo fue introducida a Faerûn durante la Era de los Trastornos, su uso se ha extendido lentamente a una variedad de gente, y los elfos (por mucho que les disguste) no son una excepción. La maestría en el combate de Irilivar no se basa en el cuerpo a cuerpo, si no en cuidadosas y planeadas emboscadas con trampas explotando y bombas arrojadas. Hace la mayor parte de la exploración mientras está invisible, pero a veces se muestra en plena vista para cuestionar a los locales, si se siente capaz de escaparse.

Para su método de ataque preferido, Irilivar obtiene una gran cantidad de pólvora de humo de cierta gente (bien pagada por terceras personas) a quien Irilivar se dirige a través de su supervisor. Entonces elabora una trampa apropiada, complementando su poder destructivo con bombas de pólvora de humo.

Irilivar es efectivo adentrándose en la residencia del objetivo, colocando una trampa rápida y eficientemente, y saliendo otra vez. Prefiere instalar trampas en la propia casa del objetivo (el sentimiento de seguridad del objetivo casi le garantiza que la trampa no será descubierta hasta que es activada). Ha tenido mucho éxito últimamente, eliminando a tres amenazas políticas menores para Eternôska el año pasado. También ha terminado una venganza personal al hacer explotar a un comerciante de Puerta de Báldur y a su caravana en una carretera salvaje de la Costa de la Espada. Los superiores de Irivilar no están al tanto de este ultimo “ejercicio”. Todo dicho, el es responsable de unas 5 docenas de muertes y unas 8 víctimas heridas a través de las Tierras Centrales Occidentales y la Costa de la Espada. Muchas de estas víctimas eran bastante malvadas, pero algunas no lo eran; una bomba no es una arma de precisión, e inocentes a veces se cruzan en su camino durante una misión.

Irilivar, aunque antisocial, es relativamente leal a sus superiores en Eternôska. Sólo a través de ellos puede conseguir su fuente de pólvora de humo, su entrenamiento, y la oportunidad de trabajar sin obstáculos del gobierno. Le pagan bien, pero el dinero no es importante para él. Poder destructivo es lo que quiere. Sus superiores están bien al tanto de esto y son cuidadosos de mantenerlo lejos de Eternôska, ya que así no estará tentado a volver sus talentos contra su hogar de adopción. También trabajan con él a través a través de terceras personas para evitar tener sus actividades rastreadas por el gobierno de Eternôska. Irilivar es también lo suficientemente sabio para reconoces el buen trato que tiene, considerando que seria un criminal cazado (o muerto) a estas alturas si hubiese cogido cualquier otra línea de trabajo. Por ahora, esta contento de ser un profesional, hacer su trabajo, y disfrutar el caos y terror que trae.

Encontrando a Irilivar

Irilivar no tiene residencia establecida como tal, quedándose solo unos pocos días en cualquier lugar. Sus talleres son a menudo asuntos improvisados en los cuartos alquilados, cabañas abandonadas, y así sucesivamente. Su camino se cruzaría con los jugadores principalmente si les ocurre estar en el sitio equivocado en el momento equivocado, particularmente en la escena de su último “ejercicio técnico”, como sus superiores llaman a sus misiones. Actualmente ha sido asignado a destruir partes de un castillo en ruinas al sur de Eternôska, ya que sus mazmorras están siendo utilizadas por miembros del Culto del Dragón para asestar un ataque contra las fronteras de Eternôska. Es altamente posible que los PJs sea contratados por otras personas, quizás incluso por ignorantes oficiales de Eternôska, para una incursión en el castillo al mismo tiempo. Los PJs verían los ataques bomba, descubriendo que los ataques ruidosos han alertado a los cultistas. Podrían llegar antes que Irilivar y terminar presenciando el lanzamiento o bombas plantadas y la destrucción que hacen. También podrían aparecer antes de que el mismo Irilivar aparezca (mientras está invisible) para explorar las defensas del lugar.

Una casa de comercio en Puerta de Báldur podría también contactar con los PJs, pidiéndoles que investiguen la destrucción de un vagón lleno de valiosas pieles y ropas. El vagón explotó poco después de dejar una pequeña comunidad cerca de Puerta de Báldur, matando al mercader, su ayudante, y tres guardias cercanos. Otros cinco fueron heridos. (Quizás una de las víctimas era un amigo o pariente de un PJ.) Restos del vagón fueron guardados por otros en la caravana y pueden darse a los PJs. Algún objeto tiene un cortante olor a quemado que solo alguien que ya ha manejado pólvora de humo previamente sería capaz de identificar. Fragmentos de la bomba podrían también haber sido descubiertos pero no reconocidos por lo que son. El mercader era conocido por tener un mal temperamento y hábitos malvados, pero la mayoría de la gente lo aguantaba porque tenía buenas contactos a través de la Costa de la Espada y daba un buen rendimiento en sus intercambios de objetos. Era sabido que odiaba a los elfos, de cualquier manera, y criticaba agriamente el final de su Retirada, prefiriendo que hubieran dejado Faerûn.

Irilivar es propenso a reinvestigar las escenas de su misión, examinando los efectos de después de los ataques bomba e intentando diseñar trampas de pólvora de humo mas efectivas. Es posible para los PJs conocerlo de esta manera sin saberlo, mientras inspeccionan las ruinas de una estructura para imaginarse lo que causo la destrucción. Tiene muchas maneras de evadir ser descubierto y capturado, desde robar un caballo hasta coger rehenes para cubrir su fuga, pero raramente recurre a tales tácticas. Prefiere pasar completamente desapercibido.

Capturar o matar a Irilivar no resuelve enteramente ninguna situacion. Tiene aliados muy poderosos (tanto como amigos) en el gobierno de Eternôska, y estos elfos estarán grandemente sorprendidos si las misiones de Irilivar son interrumpidas, particularmente la más reciente contra el Culto del Dragón. Su entrenamiento fue caro, y él es sin duda el mejor en lo que hace. Aunque es despiadado y cruel, ha hecho mucho bien por Eternôska, desde el punto de vista de sus superiores. Es casi seguro que misiones para liberarlo o resucitarlo de la muerte serán llevadas a cabo, incluso si ha sido cautivo por otros elfos. Una venganza oscura contra sus asesinos no puede ser descartada.




- Subir -


Aviso Legal - Quienes somos? - Mapa del sitio