Reinos Olvidados Descargas Comunidad Enlaces dnd-es.com Inicio Noticias
Menu Lateral Accesorios Ayudas Geografia Historia Transfondo Aventuras Equipo Personajes Clases Prestigio Reglas

Akordia Pharn, Madre de Eclavdra Pharn

Una madre drow sin mucho amor por su hija.

Fuente: Wizards of the Coast
Traducción: Máscara
Revisión y formato: Jashir

La vida familiar entre los drows de la Infraoscuridad nunca es agradable. La diosa araña Lolt, reina de los Fosos del Demonio Araña, anima a sus seguidores elfos oscuros a pelear entre ellos, aparentemente para desechar miembros inferiores de su raza. Si se presenta la mínima oportunidad, los drows se enfrentan entre si sin aviso. El líder de una casa poderosa podría asesinar a sus hijos o arriesgarse a ser asesinado por ellos en un golpe sangriento si muestra la mínima debilidad. Hermanos se matan entre ellos en largos conflictos sobre poder y recursos, a veces destruyendo ciudades drows enteras en el proceso. Las familias drows están regidas por el miedo, y las relaciones son mas a menudo marcadas por el odio, los celos y la avaricia.

Akordia Pharn, sacerdotisa de Lolt, conoce esta verdad mejor que la mayoría. Debe temer a su propio retoño por encima de todo: la hija medio-demonio a la que llamo Eklavadra. Llena de miedo y aborrecimiento, espera el día en el que su hija la aplastará y hará de ella otro sacrificio para la sedienta de sangre diosa araña.

Hace medio siglo, en la ciudad drow de Menzoberranzan, Akordia concibió a Eklavadra durante la depravada ceremonia de graduación de la Academia. Como la primera de sus compañeros de clase, a Akordia a le fue entregado el honor de invocar el glabrezu, cuya infernal presencia es crucial para el ritual de graduación. Ella recuerda poco más allá de la invocación; vagas y horribles visiones y la sensación de ser engullida por la sucia presencia del glabrezu borró todo de su memoria.

La sacrílega unión dejo a la joven sacerdotisa embarazada. Cuando Akordia supo que daría a luz a una medio-demonio, dio gracias a la diosa araña ya que pocos estudiantes son elegidas para este honor. A través de su embarazo, Akordia estaba embriagada con la anticipación de poder, ya que Lolt favorecía a ella y a su casa.

Entonces, después de un largo y doloroso parto, que casi le cuesta la vida a Akordia, tuvo su a su hija, que le fue presentada por las otras sacerdotisas. Akordia miró a la criatura que posaron en su estómago, tenía 4 brazos, y 2 de estos brazos terminaban en garras de un tamaño exagerado. Parecía más una bestia que un drow, con un gran hocio lleno de pequeños y afilados colmillos. Akordia estaba llena de repugnancia por su hija. Habló solo para ponerle a la recién nacida el nombre de Eklavadra, que perteneció a un poderoso ancestro de su casa, antes de ordenar a las enfermeras sacerdotisas que se la llevaran.

Bajo la vigilancia de Akordia, su hija demonio creció en tamaño y poder. En unos pocos años, Eklavadra llegaba hasta los 8 pies de alto y podía partir a un guerrero drow en trocitos con sus garras. Armada con el favor de Lolt y con Eklavadra, su arma viviente, la madre y el padre de Akordia lideraron a su casa en una campaña sangrienta para destrozar sus enemigos. Todos los que se les oponían caían ante las garras del dréglozh.

Eklavadra siempre permaneció cerca de su madre y frecuentemente se acurrucaba al pie de la cama de Akordia por la noche como un animal de guardia. La constante presencia del dréglozh hizo a Akordia el tema de envidia y temor entre los drow de Menzoberranzan. A pesar de todo, Akordia apenas podía ocultar su disgusto bajo una fina capa de civismo. Se volvió paranoica de que el dréglozh sentiría su inquietud, pero de alguna manera Eklavadra nunca lo hizo. Después de algún tiempo, Akordia empezó a preguntarse si su hija era algo mas raro entre los drow que un dréglozh, una niña poseída de genuinos sentimientos cálidos hacia sus padres.

Akordia saco provecho de sus debilidades, usando a la dréglozh como su guardia personal y asesino. Pronto la ciudad de Menzoberranzan aprendió a temer a Akordia tanto como a su hija.

Entonces, un día, Eklavadra le dio un regalo a su madre. Al final de un conflicto particularmente terrible, cuando todas las fuerzas enemigas estaban muertas o muriéndose, la medio-demonio fue a despedazar a su abuelo y abuela. Eklavadra depositó sus desgarrados cuerpos en los pies de su madre, proclamando a Akordia la nueva líder de la casa. Si alguien de la familia objetaba algo, no dijo nada por miedo a la furia de Eklavadra.

Akordia estaba maravillada con su nueva posición y el poder que le dio, pero todavía no podía sentir otra cosa más que repulsión por su hija. Cuando supo que estaba embarazada con un segundo hijo, Akordia estaba agradecida. Cuando dio a luz a una hija normal y sana estaba llena de alegría. Sin embargo, antes de que la niña pudiese andar, desapareció del complejo familiar sin dejar rastro. Los sirvientes, hablándole a Akordia en susurros, afirmaron haber visto a Eklavadra acechando cerca de la enfermería antes de que la niña desapareciera. No se pudo probar nada de todas maneras, y ni siquiera Akordia pudo actuar directamente contra su hija.

Después de la desaparición del bebe, la relación entre Akordia y Eklavadra se hizo más fría y distante. Con horror, Akordia supo que Eklavadra había empezado a estudiar con las sacerdotisas de la Academia. Hasta entonces, no estaba claro quien se alzaría victoriosa si madre e hija se enfrentasen en un conflicto abierto. Pero una vez que su hija manejara con maestría los secretos oscuros del clero de Lolt, Akordia supo que no podría pararla.

Akordia ahora ocupa su tiempo en acaparar objetos mágicos y en esperar el día en que Eklavadra haga su movimiento para usurpar su posición como líder de la casa. Reza diariamente para que su hija cometa un error y revele alguna debilidad, pero teme que la Diosa Araña le haya quitado su favor. Secretamente, Akordia se pregunta si realmente alguna vez tuvo el favor de Lolt, o si la diosa araña había solo haya sonreído al engendro demoníaco Eklavadra, y la había usado solo como una herramienta para traer esta retorcida criatura al mundo.

Akordia Pharn: Mujer Drow Clr15; VD 15; Humanoide de tamaño medio; DG 15d8+30; pg 97; Inic +0; Vel: 20 pies; CA 20, (toque 20, desprevenido 20); Atq +15/+10/+5 c/c (1d8+4/19-20, Espada Larga +3); o +12/+7/+2 A distancia (1d6+1, Honda +1); AE Reprender muertos 10/dia; CE rasgos drow, RM 26; AL NM; TS Fort +11, Ref +7, Vol +13; Fue 12, Des 11, Con 14, Int 11, Sab 19, Car 16.

Habilidades y Dotes: Concentración +13, Diplomacia +10, Esconderse -5, Saber (Religión) +16, Escuchar +6, Buscar +2, Avista +6; Conjurar en Combate, Aguante, Expulsión Incrementada, Liderazgo, Reflejos Rápidos, Competencia con Armas Marciales (Espada Larga), Conjurar en Silencio.

Aptitudes Sortílegas: 1/dia – luces danzantes, oscuridad, fuego feerico. Lanzador nivel 15; CD base = 13 + Nivel del conjuro.

Rasgos Drow: Akordia es inmune a los conjuros y efectos de dormir, y tiene un +2 de bonificador racial para tiradas de salvación contra conjuros o efectos de encantamiento y un bonificador racial de +2 para tiradas de Voluntad para conjuros o aptitudes sacrílegas. Tiene visión en la oscuridad (120 pies de alcance) y se le permite un control de Buscar cuando se encuentra a 5 pies de una puesta secreta o encubierta como si estuviese buscándola activamente. Akordia también tiene ceguera ante la luz (cegado por 1 asalto por una brusca exposición a la luz brillante, -1 de señalización circunstancial en todas las tiradas de ataque, salvación y continúe expuesta a la luz brillante). Además, tiene un +2 de bonificador racial en controles de Escuchar, Avistar y Buscar (ya figuran arriba en las estadísticas).

Conjuros preparados: (6/7/7/7/6/5/4/3/2; CD base = 14 + nivel del conjuro): 0 – detectar magia (2), orientación divina (2), resistencia (2); 1º- causar miedo (2), Capa de poder oscuro*, detectar muertos vivientes, favor divino, protección del bien, invocar monstruo I; 2º- auxilio divino, fuerza de toro, clariaudiencia/clarividencia*, cautivar (2), inmovilizar persona, restablecimiento menor; 3º- animar muertos (2), disipar magia, círculo mágico contra el bien, plegaria (2), sugestión*; 4º- discernir mentiras, sabandijas gigantes*, restablecimiento (3), invocar monstruo IV; 5º- círculo de fatalidad, disipar el bien, circulo curativo, rematar a los vivos (2), forma arácnida*; 6º- disipación mayor, dañar, aliado de los planos, maldición de la araña*; 7º- blasfemia, invocar monstruo VII, palabra de caos*; 8º- aliado mayor de los planos, invocar monstruo VII.

*Conjuro de dominio. Deidad: Lolt. Dominios: Drow (Reflejos rápidos como dote adicional), Araña (reprender/comandar arañas 6/día). Los dominios de Drow y Arácnido vienen en el Escenario de Campana de los Reinos Olvidados.

Posesiones: Cota de mallas +3, Escudo grande de acero, Espada Larga +3, Honda +1, balas de honda (20), mochila, capa blanca de la araña, 10 pociones de curar heridas graves, anillo de la velada oscuirdad, anillo de contraconjuros (causar miedo), varita de contagio, símbolo sacrílego.

 

Eklavadra: Mujer Dréglozh, Clr9; VD 14; ajeno grande; DG 6d8+12 más 9d8+18; pg 84; Inic +2; Vel 30 pies; CA 16 (toque 11, desprevenido 14); Atq +17 c/c (1d6+6, 2 garras) y +12 c/c (1d8+3, mordisco); Frente/Alcance 5’ x 5’ / 10’; AE Reprender muertos vivientes 3/dia, Aptitudes sortílegas; CE resistencia al ácido 20, resistencia al frió 20, rasgos drow, resistencia a la electricidad 20, resistencia al fuego 20, inmunidades, rasgos de ajeno, RC 20; AL CM; TS Fort +13, Ref +12, Vol +12; Fue 22, Des 15, Con 14, Int 13, Sab 13, Car 11.

Habilidades y dotes: Concentración +11, Diplomacia +8, Esconderse +8, Saltar +11, Saber (arcano) +8, Saber (religión) +8, Escuchar +12, Moverse en silencio +11, Buscar +12, Avistar +12; Lucha a ciegas, Hendedura, Conjurar en combate, Gran henderura, Reflejos rápidos, Ataque poderoso.

Aptitudes Sortílegas: 4/día – oscuridad; 1/día – luces danzantes, profanar, fuego feerico, azote sacrílego. Nivel de lanzador 6º; Salvación CD 10.

Rasgos Drow: Eklavadra es inmune a los conjuros y efectos de dormir, y tiene un +2 de bonificador racial para tiradas de salvación contra conjuros o efectos de encantamiento y un bonificador racial de +2 para tiradas de Voluntad para conjuros o aptitudes sacrílegas. Tiene visión en la oscuridad (120 pies de alcance) y se le permite un control de Buscar cuando se encuentra a 5 pies de una puesta secreta o encubierta como si estuviese buscándola activamente. Eklavadra también tiene ceguera ante la luz (cegado por 1 asalto por una brusca exposición a la luz brillante, -1 de señalización circunstancial en todas las tiradas de ataque, salvación y continúe expuesta a la luz brillante). Además, tiene un +2 de bonificador racial en controles de Escuchar, Avistar y Buscar (ya figuran arriba en las estadísticas).

Inmunidades: Eklavadra es inmune al veneno y a los conjuros y efectos de dormir.
Rasgos de Ajeno: Eklavadra no puede ser revivida o resucitada (aunque un conjuro de deseo o de milagro puede devolverle la vida).

Conjuros preparados (6/6/5/4/3/2; CD base 11 + nivel del conjuro): 0– detectar magia (2), orientación divina (2); 1º– perdición (2), causar miedo, favor divino, protección contra el bien*, visión de gloria; 2º- hojas corporales, fuerza de toro, clariaudiencia/clarividencia*, campanas fúnebres, inmovilizar persona; 3º- reanimar a los muertos (2), oscuridad profunda, circulo mágico contra el bien*; 4º- profanar, silencio, sugestión*; 5º- capa de poder oscuro, obscurecer objeto.

*Conjuro de dominio. Deidad: Lolt. Dominios: Drow (Reflejos rápidos como dote adicional), Maligno (lanzar conjuros malignos con un nivel del lanzador +1).

Posesiones: Símbolo sacrílego, cetro de araña, varita de telaraña.




- Subir -


Aviso Legal - Quienes somos? - Mapa del sitio