Reinos Olvidados Descargas Comunidad Enlaces dnd-es.com Inicio Noticias
Menu Lateral Accesorios Ayudas Geografia Historia Transfondo Aventuras Equipo Personajes Clases Prestigio Reglas

CHAULSSIN

Autor: Riley

Casi diez millas debajo del extremo norte de las Montañas Rauvin se hallan las nieblas oscuras que envuelven la antigua ciudad drow de Chaulssin, unas ruinas desiertas que cuelgan encima de un inmenso abismo atravesado por los perpetuos aullidos de un viento helado. La ciudad descansa sobre un gran espolón de roca que sobresale sobre el abismo, y sus murallas y balcones dominan un terrible vacío. La localización remota y la poca historia conocida de la ciudad de los Dragones Sombríos la hacen desconocida para la mayoría de los habitantes de Infraoscuridad, y aún menos para habitantes de los reinos de arriba, pero una fraternidad secreta de maestros asesinos (la Jaezred Chaulssin) utilizan el lugar como su baluarte oculto para lanzar ataques a los seguidores de la Reina Araña.

Chaulssin fue en el pasado una ciudad drow, pero un clan de dragones de la sombra conquistó la ciudad y esclavizaron a sus habitantes hara unos 1.000 años. Las sierpes sombrías gobernaron Chaulssin durante siglos, pero finalmente fueron derrocadas por su propia progenie semidrow/semidragón, que había dominado una poderosa magia planaria. Pocos de los descendientes de Chaulssin sobreviven hoy en día, pero una casa secreta de maestros asesinos drow (la Jaezred Chaulssin) utiliza este lugar como su fortaleza secreta.

Chaulssin existe en parte en el plano de la Sombra, por lo que tentáculos de materia sombría flotan constantemente a través de la ciudad en ruinas. Mortales criaturas de la sombra frecuentan sus calles, y de vez en cuando barrios enteros desaparecen totalmente en las tinieblas, para no reaparecer hasta años después.

Chaulssin (ciudad pequeña): Mágica; AL CM; límite 15.000 mo; Bienes 8.493.750 mo; población 7.105 libres; aislada (zar’ithra [dragón de las sombras drow] 55%, zekyl [mitad dragón de las sombras - drow] 44%, draa’zekyl [drow-dragon] 1%); 4.220 esclavos (osos oscuros [quaggoth sombríos] 48%, shadar-kai 39%, drow 10%, espectros de dragones sombríos 1%, otros 2%).

Figuras de autoridad: Gran Patriarca Mauzzkyl Jaezred.

Personajes importantes: Patriarcas de la Jaezred Chaulssin, Nimor Imphraezl.

Siglos después de su caída, la ciudad de los Dragones sombríos es solamente una débil sombra de lo que había sido. Grandes secciones de la ciudad permanecen vacías, patrullados intermitentemente por las tribus de osos oscuros o dirigidos por las pequeñas bandas de shadar-kai.

La mayor parte de los zekylyn (el plural de zekyl, mitad dragón de las sombras - drow), viven solos, reclamando las posiciones elevadas en las brumosas áreas superiores de las grandes galerías de la ciudad, cuando no se entrenan bajo los ojos vigilantes de los Patriarcas. Los zar’ithra’rin (el plural de zar’ithra, que incluye a todas las hembras no seleccionadas para el ilharen’quarthen –harén- y todos los varones) reclaman para si los túneles inferiores de la ciudad, buscando intrusos del plano de la sombra y de la Infraoscuridad circundante en pequeños escuadrones, cada uno dirigido por el varón más fuerte y organizados en un orden estrictamente jerárquico.

Las ilharen’quarthen (las hembras concubinas de los Patriarcas de la Jaezred Chaulssin) habitan en el corazón de la ciudad de los Dragones Sombríos, en los lujosos y bien provistos apartamentos que rodean la gran guarida del Gran Patriarca Mauzzkyl. Los otros patriarcas visitan a sus concubinas en Chaulssin regularmente, porque cada uno puede permitirse mantener con ellos solamente a un puñado de hembras zar’ithra’rin sus ciudades respectivas.

Lugares de interés

La ciudad de los Dragones Sombríos son unas ruinas abandonadas que sobresalen de un enorme abismo que siempre se halla azotado por un terrible y aullante viento frío. La ciudad se reclina sobre un espolón monolítico de piedra que sobresale hacia el vacío, y sus terraplenes y galerías dominan desde lo alto este vacío aterrorizante.


Las galerías sombrías

Las galerías sombrías abarcan todos aquellos pasillos y compartimientos de Chaulssin ligados por túneles dentro de la ciudad y que no forman parte de la Casa de los Patriarcas. Estas áreas son el hogar de grupos de zar’ithra’rin, de compañías de osos sombríos, y de pequeñas bandas de shadarkai. Los intrusos del plano de la sombra no son infrecuentes en áreas donde está cercano el Borde Sombrío.


El Abismo Aullante

La ciudad de los Dragones Sombríos se extiende hacia un gran abismo de las profundidades. El Abismo Aullante, por lo que se sabe, continua por lo menos tres millas sobre Chaulssin y baja más de diecisiete millas en las profundidades.

Los fuertes vientos huracanados golpean la ciudad de los Dragones Sombríos implacablemente, amenazando de barrer a cualquier criatura que se atreva visitar las almenas y balcones abandonados de la ciudad o intente volar a través del abismo. Ver la Guía del Dungeon Master para los detalles de los efectos de viento.

A pesar del vendaval interminable, el Abismo Aullante no está ausente de criaturas peligrosas. Bélkeros (Manual de Monstruos D&D3.5; pp. 32) y Incorpóreos del Vacío (Libris Mortis; pp 107) vuelan superando la fuerza del vendaval, mientras que espectros de dragones de la sombras, reminiscencias no-muertas de dragones de la sombra del clan Jaezred, revolotean sobre la ciudad que gobernaron antiguamente, defendiéndola contra los entrometidos.


La Casa de los Patriarcas

En el corazón de las ruinas de Chaulssin se encuentra La Casa de los Patriarcas, la base de la Jaezred Chaulssin, en el edificio que una vez el templo más grande de la ciudad dedicado a Lolth.

En el centro del sacrílego templo se encuentra la opulenta guarida de Gran Patriarca Mauzzkyl. En las paredes cuelgan las tapicerías de tejido de materia sombría que representan imágenes torcidas de escenas de antaño olvidadas. El piso se llena arriba con las monedas deslustradas de la acuñación y de diseños diversos. Los techos arqueados del compartimiento se construyen con relucientes onyx y con beljurils encajadas (NdT.- Son piedras preciosas o gemas).

La guarida de Mauzzkyl está rodeada por los lujosos apartamentos de las ilharen’quarthen, que se asemejan a la guarida del Gran Patriarca en miniatura. Cada habitación está fuertemente protegida, porque los patriarcas temen que un rival les robe su concubina favorita. Las zar’ithra’rin de cada harén se gobiernan a ellas mismas entre las visitas de su amo, pero la adoración de otros dioses está estrechamente controlada y es despiadadamente extirpada cuando se son descubiertas.


El borde sombrío

Chaulssin existe en parte en el plano de la Sombra, por lo que tentáculos de materia sombría flotan constantemente a través de la ciudad en ruinas. Mortales criaturas procedentes del plano de la sombra frecuentan sus calles, y de vez en cuando barrios enteros desaparecen totalmente en las tinieblas, para no reaparecer hasta años después.

Las áreas dentro del borde sombrío se tratan como las extensiones del plano de la sombra y poseen los rasgos planares de ese lugar.  

Historia de Chaulssin

La ciudad de los Dragones de la Sombra adquirió su nombre en el año de Sombras de Shambling (- 221 CV), cuando los dragones de la sombra del clan Jaezred conquistaron la ciudad drow de Chaulssin y esclavizaron a su población. En los siglos que siguieron, los dragones suprimieron lentamente la población drow, retorciéndolos en criaturas de la sombra y suplantándolos con su propia descendencia de semidragones, mientras la ciudad se adentraba y entraba a formar parte del plano de la sombra.

En el Año del Darkspawn (634 CV), los dragones de la sombra del clan Jaezred fueron derrocados por su propia progenie del dragón de la mitad-drow / mitad-sombra, conocida como los zekylen, que había dominado magia planar de gran alcance en secreto mientras servían a sus amos. Haerinvureem, un gran wyrm de la sombra más conocido como “Lóbrego” escapó la carnicería a través del plano de la sombra, pero el resto de su clan fue masacrado y reanimado como criaturas espectrales. (Lóbrego caería muerto más adelante a manos de Bruenor Mazaguerra, rey de Salón de Mithril, y los compañeros del Salón de Mithril.)

En el siglo siguiente, los recientemente emancipados semidrow del clan Jaezred comenzaron a reconstruir su ciudad usando las abundantes reservas robadas a sus antepasados. Durante este período, los misioneros drow de Ched Nasad, Jhachalkhyn, y Menzoberranzan llegaron para predicar la palabra de Lolth a los Chaulssinyr (habitantes de Chaussin) pero fueron rechazados en varias ocasiones por el patriarcado que gobernaba la ciudad.

En el Año de las Visiones (734 CV), Vhaeraun aparecía a los líderes del Chaulssin en un sueño compartido muy revelador, pues la Reina Araña había decidido castigarlos para su desafío: De acuerdo con las instrucciones de Lolth, el consejo regente de Menzoberranzan había enviado a un gran ejército para conquistar la ciudad de los Dragones de la Sombra. Después de una discusión apresurada, los patriarcas de Chaulssin eligieron retirarse en una acción casi suicida. Gracias y mediante sus estudios del saber planar, los Chaulssinyr abrieron portales en la ciudad hacia el plano de la sombra, a través de los cuales pudieron huir.

El ejército del de Menzoberranzan llegó algunos días más tarde para encontrar una ciudad abandonada envuelta en las nieblas del plano de la sombra. Después de sufrir pérdidas penosas con los monstruos del plano de la sombra, con poco para demostrar para su expedición, los menzoberranyr reclamaron la victoria y se retiraron, con el argumento que los Chaulssinyr habían huido de las fuerzas de la Reina Araña.

En el plano de la sombra, los Chaulssinyr encontraron todo tipo de criaturas peligrosas, pero, por lo menos inicialmente, no tenían ningún ejército hostil centrado en su destrucción. Después de una marcha forzada vagando por millas y millas de oscuras cavernas, alcanzaron las guaridas abandonadas de sus antepasados draconianos y las reclamaron para si. En Chaul’mur’ssin, la Ciudad de las Sombras, se luchó durante muchos años antes de que los Chaulssinyr se establecieran de una manera firme en el plano de la sombra, y al obrar así su población aumentó en gran medida gracias a su naturaleza extraplanar (es decir, una fracción significativa de la población adquirió la plantilla de sombra). Una vez que la población Chaulssinyr se estabilizó, la ciudad comenzó a prosperar y los habitantes se hicieron una amenaza para otros entrometidos planares, incluyendo los vástagos del clan Malaug y, en un grado inferior, para los Umbras de Thultanthar.

En el Año de la Espina Carmesí (792 CV), los clérigos de Vhaeraun revelaron que entre los dirigentes Chaulssinyr se habían infiltrado profundamente los malaugrym. Después de un día de batallas sangrientas, los cambiaformas fueron desenmascarados y sucumbieron a la espada, pero solamente a coste de muchas vidas y el derrumbamiento del patriarcado de la ciudad. En respuesta, la iglesia de Vhaeraun asumió el poder y fundó la casa Jaezred, una fraternidad de la élite de los asesinos entrenados para descubrir y liquidar a los entrometidos cambiaformas.

En los años que siguieron, el conflicto entre los Chaulssinyr y el clan Malaug aumentó y disminuyó, sin que unos u otros consiguieran una ventaja permanente. En cierto momento, sin embargo, después de cuidadosos estudios sobre sus enemigos y robando los secretos que podían, los zekylen aprendieron a partir sus naturalezas duales en dos formas alternas, el drow y el otro draconiano, creando el primero de los drow-dragones. Con este nuevo poder a su disposición, los Chaulsinnyr podían finalmente sostener sus propias batallas contra el malaugrym y también contra las otras amenazas del plano de la sombra.

La responsabilidad de robar los secretos del clan Malaug recayó en la Casa Jaezred, y sus éxitos empujaron a los patriarcas de la fraternidad hacia una posición de respeto y de liderazgo cada vez mayores entre los Chaulssinyr que amenazó eclipsar la autoridad del sacerdocio de Vhaerunita. Para evitar conflicto civil y satisfacer la deuda de los Chaulssinyr al Señor Enmascarado, los patriarcas de la casa Jaezred acordaron volver a Faerûn, donde trabajarían para minar la supremacía de la Reina Araña. Al obrar así, redujeron la posibilidad de una guerra fratricida con la iglesia de Vhaerun y cumplieron con las esperanzas, tanto tiempo soñadas, de los Chaulssinyr de volver al plano material. Sin embargo, también comenzaron a distanciarse del Señor Enmascarado y de sus seguidores.

En el año de la vuelta de los parientes sombríos (1136 CV), la Casa Jaezred volvió a la ciudad de los Dragones de la Sombra y se estableció en la casa de los Maestros Ocultos en el corazón de una Chaulssin arruinada. Enredado en la franja de la sombra, la ciudad abandonada era una base perfecta para la dirección de la Jaezred Chaulssin, pues así decidieron llamarse, pero era un lugar demasiado peligroso donde educar la siguiente generación de asesinos. Los patriarcas dirigentes de la Jaezred Chaulssin acordaron infiltrarse en casas nobles de menor importancia en siete ciudades del drow gobernadas por los seguidores de la Reina Araña: Ched Nasad, Eryndlyn, Karsoluthiyl, Jhachalkhyn, Maerimydra, Menzoberranzan, y Sschindylryn. De las siete, solamente Menzoberranzan resistió la infiltración, así que la ciudad más distante de Dusklyngh fue elegida en su lugar como el sitio del séptimo punto de infiltración. Además, una media docena o más de infiltraciones más pequeñas adicionales se establecieron en los enclaves de la Infraoscuridad en los cuales los seguidores de Lolth eran una energía de menor importancia pero donde los drow podían caminar abiertamente, por ejemplo puerto Calavera y Sshamath.

La noticia del regreso de la Casa Jaezred al plano material llegó al clan Malaug durante las guerras de la estrella del arpa (1182 a 1222 CV), gracias a la oportuna captura de un espía Harper que había estado explorado la Ciudad de los Dragones de la Sombra, pero las pérdidas de los malaugrym durante ese conflicto evitaron que atacaran a los que habían sido sus enemigos durante tantos años mientras los Chaulssinyr estaban divididos. En el Año de la Señora Perdida (1241 CV), el clan Malaug se había reagrupado suficientemente como para organizar una atrevida incursión al ilharim (harén) de Chaulssin y durante la cual consiguió secuestrar la embrazada concubina favorita (zar’ithra’rin) del Padre Patriarca para sus estudios. La Jaezred Chaulssin intentó rastrear y matar a los autores de la incursión antes que regresaran al Castillo Malaug, pero la concubina (zar’ithra’rin) desapareció durante la lucha. Los patriarcas sólo descubrirían el destino del descendiente perdido de Mauzzkyl en el Año de las Sombras (1358 CV), cuando llegó a sus oídos la noticia de una “drow-dragón” hembra llamada Nurvureem (véase los dragones de Faerûn) de unos aventureros en las ruinas del señorío de Rundeth al norte de Amphail. La Jaezred Chaulssin sea contenta por ahora con observar la drow-dragón errante, la única de su género que no fue muerta en su nacimiento, mirando si puede llegar a ser una amenaza y esperando quién más puede estar interesado en sus orígenes.

En el año de la magia salvaje (1372 CV), el Silencio de Lolth minó el poder de su sacerdocio en todas las ciudades de la Infraoscuridad. Después de años de conspiraciones, la Jaezred Chaulssin vio su oportunidad y atacó inmediatamente varias ciudades gobernadas por Lolth. Las bombas de Quemapiedra quemaron las telas calcificadas de Ched Nasad, destruyendo la ciudad y dejando las ruinas a manos de la Jaezred Chaulssin. En Eryndlyn, los alborotadores de Jaezred Chaulssin incitaron los seguidores de Ghaunadaur y de Vhaeraun para trabajar juntos contra la iglesia de Lolth, diezmando rápidamente a las filas de los seguidores de la Reina Araña. En ciudades más pequeñas como Dusklyngh, Jhachalkhyn, y Karsoluthiyl debilitaron el poder de de las madres de la matronas del lugar, permitiendo que las casas mercantiles dominadas por varones ganaran en influencia. Los planes de la Jaezred Chaulssin no llegaron a buen término en Maerimydra, donde los seguidores de Kiaransalee reclamaron la ciudad para sus propios fines, y fallaron en Menzoberranzan cuando una invasión por los ejércitos duergar de Gracklstugh y las hordas del tanarukk de la Legión Flagelante de Khaanyr Vhok vacilaron con el regreso de la Reina Araña.

Desde el final del silencio de Lolth, los patriarcas se han movido para cimentar su control de las ruinas de Ched Nasad y su posición de influencia entre las facciones de Eryndlyn. Las monedas han fluido hacia las cajas de la Jaezred Chaulssin desde las casas mercantil bajo su control en Dusklyngh, Karsoluthiyl, y Jhachalkhyn, y los patriarcas han comenzado a trazar el siguiente paso en sus esfuerzos para liberar la raza drow de la todopoderosa telaraña de Lolth.





- Subir -


Aviso Legal - Quienes somos? - Mapa del sitio