Reinos Olvidados Descargas Comunidad Enlaces dnd-es.com Inicio Noticias
Menu Lateral Accesorios Ayudas Geografia Historia Transfondo Aventuras Equipo Personajes Clases Prestigio Reglas

Los gritanoticias de Aguas profundas

IV: Conoce tus fuentes, segunda parte

Traducción: McAxel

Nuestro recorrido de gritanoticias continúa hacia el norte por el camino Alto desde la Yuntavîa. Desde la Tranca hasta el Aullido del viento (el cruce de la calle del Río y el camino Alto, los vendedores más cercanos permitidos desde la puerta del Río), arrieros y guerreros retirados comparten el lugar, vendiendo diversos pliegos sueltos de especial interés como Las Caravanas de Calagar (que anuncia asambleas de caravanas, contrataciones de guardias y gente que busca vender o comprar carros, arreos y bestias de tiro y caballos de monta) y El Buscamonedas de Thaeler (un cínico informe de negocios marítimos sobre tierra y mar entrando o saliendo de Aguas profundas y como “aquellos con grandes monedas” controlan todo para su beneficio y la miseria general de todo el resto).

En la intersección del camino Alto y el camino Aguas profundas, docenas de gritanoticias pregonan toda clase imaginable de pliegos sueltos (muchos teniendo una carretilla y ofreciendo una docena o más de títulos), aunque el camino Alto entre esta intersección y el Aullido del viento y el camino del Dragón tan al sur como la callejuela del Cirio están frecuentados por sacerdotes y creyentes laicos vestidos con espectaculares vestiduras religiosas, vendiendo los “devotos pliegos sueltos” de su fe.

Los más populares son Vuestra Fortuna Diaria , dedicado a Tymora aunque en realidad a apuestas e inversiones en la zona, y El Verdadero Amigo de los Mercaderes , consagrado a Waukin. Muchos agundinos no devotos cogen ocasionalmente una copia de El Amanecer Eterno , el pliego suelto de Lazhánder, porque se refiere a nuevas empresas, nuevas organizaciones, planes a corto plazo y política probable en poco tiempo. Al igual que los “dorados pliegos sueltos” de los ricos y lo nobles, los pliegos sueltos devotos suelen costar de tres monedas de cobre a una de plata por ejemplar.

La tendencia que tienen muchos marineros de hacer juegos duros con los gritanoticias rompiendo sus mercancías ha terminado en que la mayor parte del distrito del Muelle estará para siempre libre de gritos callejeros. Los lectores interesados deben ir a algún lugar de una calle principal en alguna otra parte o visitar la Timonera de Ralagut, una tienda de artículos diversos en la parte oeste de la calle del Caracol, medio bloque al sur de la calle de Shesstras.

En el resto de la ciudad, los gritanoticias trabajan en el Mercado y en las calles circundantes a la vía del Comerciante y a la calle del Bazar, a lo largo del camino Alto, en el Sutherlane y en la calle Yalzhun y a lo largo de la calle del Delfín Cantor, en la vía Tifonastro y tanto en la calle de las Lanzas como en la calle de las Miradas.

En las tardes agradables, la calle de los Rumores luce unos pocos gritanoticias “silenciosos” que son en realidad empleados de las tabernas, enviados a vender unos pocos pliegos sueltos para dar una excusa al tímido para aventurarse en la calle; y a vender unos calurosos libros de coplas para que la gente demasiado tímida entre en las tabernas.

En la mitad norte de la ciudad los más populares son dos pliegos sueltos: el solemne y “nada excepto los hechos” Ciudadano Vigilante , de confianza para la mayoría de los agundinos pero comprado por muy pocos pues sus únicas lecturas es por su estilo seco, y El Viento Norte , un pliego suelto reciente especializado en montones de ilustraciones de prendas de moda y gente de buen ver vistiéndolos, concursos de “ganador afortunado” con precios que alcanzan las 66 po (pero que suelen rondar los 25 dragones) y principales comentarios de los aires de los ricos y los “viejos nobles hoscos”.

Estos nobles y ambiciosos trepadores de la rica sociedad tienen sus propios pliegos sueltos, muchos supuestamente vendidos solo a “personajes dignos” aunque en realidad a disposición de cualquiera que desee desprenderse de las suficientes monedas. Los pliegos sueltos auténticamente nobles son El Halcón de la Dama Amaranth (para las jóvenes y elegantes damas de buena cuna), La Ajorca (para sus madres y tías más conservadoras, que requieren el nivel de buen gusto y material literario, lo que algunos críticos definen como “cotilleos vestidos de volantes para esconder las largas y afiladas uñas de gatas”), El Oráculo de Burnstel (la caza y sobria burla del resto de publicaciones de la nobleza adulta), La Espada en el Sol (para los jóvenes y vigorosos chicos nobles y las rebeldes nobles que propician la diversión y la desaprobadora persecución por parte de sus mayores, muchos de los cuales rehúsan “¡tener este derroche de dinero en casa!") y El Registro de Hulbrant (un insulso pero exhaustivo catálogo de quién fue visto dónde y vistiendo qué, o será visto dónde y con quién).

Los adinerados que desean convertirse en nobles leen tantos de los pliegos de la auténtica nobleza como pueden. Sin embargo, también mantienen El Nuevo Agundino , que estima a la nobleza como "el amaneramiento rancio, decadente y pretencioso de los perezosos poseedores del ‘dinero de ayer''", y la riqueza al alza de los autoproclamados ciudadanos como la auténtica fuerza y esplendor de Aguas profundas. También leído por este grupo está el Señores y Damas de Halivar , que informa de todos los nuevos y obscenos chismes de la “Vieja nobleza” de una manera cínica, pero adulando a la “Nueva nobleza” de los acaudalados pero aún no nobles.

Aguas profundas también luce una variedad de “pliegos incendiarios” de poca vida que dicen cosas muy descorteses e inflamatorias sobre los Señores, oficiales del Palacio, nobles y otros ciudadanos socialmente prominentes. Los rara vez vistos Boca de la Auténtica Aguas Profundas y El Juglar Burlesco son de estos los más notorios.

Un pliego satírico que se burla de agundinos reconocidos en una sátira sin fin retratando la hipocresía y vanidad como estafadores locos de lujuria, con sus nombres solo ligeramente cambiados respecto a la realidad pero con cada línea de dialogo escuchada “de veras” pero aplicada a indecentes situaciones ficticias, es el infame El Unicornio Azul . Este pliego disfruta de un fuerte seguimiento en cada distrito y estrato social de la ciudad; las viejas copias incluso se venden bien como un mero entretenimiento para reírse de Aguas profundas en ciudades distantes.




- Subir -


Aviso Legal - Quienes somos? - Mapa del sitio