Reinos Olvidados Descargas Comunidad Enlaces dnd-es.com Inicio Noticias
Menu Lateral Accesorios Ayudas Geografia Historia Transfondo Aventuras Equipo Personajes Clases Prestigio Reglas

La Casamentera de Sembia

I: Haciendo parejas por dinero

Traducción: McAxel

En todos los rincones de Faerûn donde se puedan amasar rápidamente fabulosas fortunas mediante trabajos mercantiles, comienza a florecer una clase “noble” de ascenso raudo, y a menudo autodesignada. Por el momento, tres lugares de este estilo son Aguas profundas, Amn y Sembia; y, por ahora, los nobles de Sembia parecen ser los más enérgicos.

Esta gente de “nuevo dinero”, a menudo codiciosa, generalmente extravagante, o bien aumenta la nobleza existente o imita lo que ellos imaginan que son las costumbres de una extinguida clase superior. Entonces comienzan a cambiar esas costumbres como siempre hace la nobleza para intentar excluir a aquellos que ascienden tras ellos. Impostores, charlatanes y gente caída en desgracia pero que pretende mantener una pose de rico son gente generalmente relacionada con el núcleo de las sociedades nobles de rápido ascenso. Si los reinos que albergan estas sociedades tienen ventajas de impuestos o comercio según herencia, “quién se casa con quién” se convierte de repente en un tema de importancia; y surgen las casamenteras.

La Sembia de hoy en día es una de esas sociedades. Las costumbres de las “grandes familias” consolidadas (como matar encubiertamente sirvientes que atrajeron algo más que la atención de un heredero noble, secuestrar secretamente o matar discretamente a los hijos bastardos no deseados de esas uniones u organizar “fiestas privadas” donde los jóvenes nobles pueden conocer solo “parejas adecuadas” de la juventud de las selectas familias nobles) han sido durante años las herramientas para intentar organizar uniones para la mejora de las familias establecidas y en ascenso.

Sin embargo, varias generaciones de rica nobleza sembiana tratadas de esta forma por sus padres han derivado en una juventud que tiende, y ha comenzado, a resistirse fuertemente a estas prácticas. Añádelo los disfraces, actualmente existentes, junto a fondos personales de “dinero para gastar” amplios para comprar ese tipo de cosas sin conocimientos de los padres o familiares y la sujeción de los ancianos de las familias se está desquebrajando.

Introduce una solución frustrada: las casamenteras, como las brevemente aparecidas en Aguas profundas y Amn, donde aún se pueden encontrar unas pocas casamenteras hoy en día. Generalmente mujeres de la alta sociedad, estas personas son contratadas por padres, a menudo de ambos lados de una unión pensada, guiar a sus herederos a un emparejamiento adecuado.

Esto puede incluir encontrar cónyuges adecuados para herederos nobles, mostrárselos a los mayores de la familia (generalmente sin que el emparejado o su familia se den cuenta del examen), probarles, si se pide, su aptitud ante tentaciones preparadas y entonces traer al heredero y emparejarles. A veces se le pide a la casamentera convencer a las madres de la pareja elegida de lo conveniente de la unión y, en ocasiones, se le pide tomar cualquier medida que parezca necesaria (a menudo mediante actores contratados, hechos preparados e incluso drogas) para llevar a los herederos y a sus parejas a los brazos del otro.

En pocas palabras, una casamentera es una persona que prepara para la gente noble, rica y en ascenso social parejas organizadas para sus hijos e hijas con los hijos e hijas de otra gente noble, rica y en ascenso social. Sin embargo, cuando uno habla de “la Casamentera de Sembia” se refiere solamente a una persona: Tempestra Plumatenue, a quien algunos llaman “la mujer más ocupada de toda Ordulin” (la capital de Sembia).

Tempestra es una mujer pequeña y delgada que siempre viste de forma elegante aunque conservadora. Tiene unos agudos, algunos usan el término penetrantes, ojos marrones, mechones de pelo negro como el azabache surgen de su sien izquierda con una veta de deslumbrante pelo blanco (ambos colores provenientes de botes de tintes, sugieren ciertas mujeres sembianas), Nunca se la ve con el pelo suelto pero siempre está peinado con trenzas, cardas y colgantes, en cualquier estilo florido que se lleve en el momento en Ordulin. Su aroma y maquillaje, especialmente la sombra de ojos, son fuertes, su voz tiende a ser áspera, incluso cuando intenta coquetear, y su paso es patizambo (de ahí su frecuente dependencia de un bastón de pomo dorado y el uso generoso del dinero para rodearse de jóvenes atractivos y apasionados en los actos sociales).

Sin embargo, Tempestra es la casamentera más consumada y con más experiencia que haya en Sembia en este momento. Su habilidad para saber la verdad que se esconde tras la fachada de las familias sembianas se ve solamente sobrepasada por su agudeza al juzgar a las personas, y qué es lo que les motiva, a los jóvenes con, o por, los que trabaja. Es la mejor y es uno de los pocos sembianos que no necesita contratar a los aristócratas faltos de dinero desesperada-mente para que difundan rumores de que lo es. Una y otra vez, Tempestra cumple con el encargo.

Más aún, observarla abre una fascinante ventana a lo que es socialmente un destello en Sembia en estos momentos... así que echemos un vistazo, ¿vale?




- Subir -


Aviso Legal - Quienes somos? - Mapa del sitio