Reinos Olvidados Descargas Comunidad Enlaces dnd-es.com Inicio Noticias
Menu Lateral Accesorios Ayudas Geografia Historia Transfondo Aventuras Equipo Personajes Clases Prestigio Reglas

La Historia de Nezheril

Fuente: Wizards of the Coast
Traducción: Artemis II y Kushtar
Revisión y formato: Jashir

Los polvorientos corredores de la Fortaleza del Hechicero llevaban a todas y ninguna parte, pero Szass Tam sabía a dónde se dirigía. Caminando a través de paredes aparentemente sólidas, el zúlkir de la nigromancia de Zhay sentía su cuerpo mágicamente atraído por cámaras más profundas y oscuras de la fortaleza. El liche miraba a su alrededor mientras cruzaba las estancias, descubriendo las muchas trampas que hubiesen destrozado a cualquier mortal que caminase entre aquellos muros.

-¡Reichero! - llamó Szass, entrando en una antigua biblioteca - Traigo parte del pago que prometí. ¡Muéstrate!

-Ashrath -entonó una voz a cierta distancia.

La biblioteca se iluminó lentamente con un vacilante brillo rojizo que arrojó una fiera luz sobre los tomos alineados.

-Te estaba esperando, Tam -musitó la voz- Pero te retrasas tres semanas en el pago.

Szass Tam se dirigió hacia la fuente del sonido, rodeando el borde de una estantería y caminando despreocupadamente hacia un ornamentado trono dorado que estaba incrustado en una esquina. Reichero, el anciano liche que había saludado el amanecer de Nezheril, se sentaba entre un montón de libros y braseros. El cuerpo del Rey Sombrío mostraba un marcado contraste respecto al de Tam. Mientras que el zúlkir de la nigromancia intentaba mantener su apariencia humana, Reichero no era más que una colección de huesos parcialmente cubiertos por finas telas. Los huesos del liche de Nezheril tenían un color blanco brillante, y latigazos de energía color esmeralda recorrían su figura. Más de una docena de piedras ioun rodeaban su calavera, y unos globos de luz roja miraron a Szass Tam mientras éste se acercaba.

-Como esperaba, nos encontramos con alguna resistencia de los Arpistas -replicó Tam tomando asiento frente al Rey Sombrío-. No iban a desprenderse del manto sin luchar.

-Si tuviesen alguna idea de su poder, no hubiesen renunciado a él ni siquiera tras la muerte -masculló Reichero.

Con un gesto de su mano, la colección entera de volúmenes que descansaban ante él esparcidos por el suelo salieron disparados hasta colocarse en sus lugares correspondientes en las estanterías. Su mano esquelética se alargó entonces hacia Tam.

-¿El manto? -preguntó.

Szass alcanzó una de sus bolsitas y extrajo de sus mágicas profundidades una vestidura metálica envuelta en un brillo violáceo. Los ojos rojizos de Reichero destellaron brevemente, determinando que la magia que rodeaba al manto era una forma de conjuro de preservación. Entonces cogió el ropaje de las manos de Szass y lo desplegó sobre una mesa. Un momento después, Reichero alzó la vista hacia Szass Tam.

-¿Por qué estás aún aquí, Tam? -preguntó el anciano liche-. Esta parte de tu pago ya está completa.

-La búsqueda de esta magia ancestral ha despertado mi curiosidad -replicó el zúlkir-. Deseo saber más sobre lo que fue realmente Nezheril".

Un largo momento de silencio descendió sobre las dos criaturas muertas vivientes, sus miradas clavadas la una en la otra. Si Szass hubiese tenido un corazón, habría estado palpitando desbocadamente.

Finalmente, Reichero contestó.

-Eres vanidoso e impetuoso -musitó el Rey Sombrío-. Todos los que me han visitado en el pasado han sido destruidos, sin importar sus motivaciones o lealtades.

-Eso es porque los que me precedieron también eran unos ineptos -dijo Szass.

-Cierto -replicó Reichero-. Tú no me has fallado –prosiguió-, todavía.

Otro largo momento de silencio llenó la biblioteca. Podían haber pasado años por lo que respectaba a los dos muertos vivientes. El tiempo no tenía sentido. Finalmente, sin aviso o preámbulo, Reichero, el Rey Sombrío, reveló el secreto pasado de Nezheril.


La Primera Era

La Era de Nezher

La Era del Mytalar

La Era de Plata

La Era de Oro

La Era Sombría

La Caída

 




- Subir -


Aviso Legal - Quienes somos? - Mapa del sitio